JARDINES LEJANOS (2009)

Jardines lejanos, está dedicada a Consuelo M. Correcher, de la que he tomado este texto que incluyo como cita previa en la obra:

“En los jardines con los sentidos aplacados por la oscuridad, aunque se incorporen los destellos estelares y la claridad oblicua de la luna, hay que agudizar el sentido, alcanzar un estado superior de percepción por la contemplación intensificada. Yo soy templo, interiorizo mis percepciones y sacralizo mis sensaciones, mis pensamientos, mis sentimientos, conducido por la selectiva memoria y la liberadora imaginación, suplo la falta de lo excesivamente patente, lo fácilmente aprehensible, y atravieso mi propio espejo, el jardín.

Consuelo M. Correcher
(En Música y Jardines, cf. Los jardines del mundo de Manuel de Falla)

El título lo tomo prestado de la temprana obra de Juan Ramón Jiménez de 1904, década en la que están compuestas las obras que integran el resto del programa del estreno. Además de encontrar cierta inspiración en la obra de Juan Ramón Jiménez, el título es también una alusión a la forma de concebir la escritura pianística y la sonoridad de aquellos autores, no me ha importado deslizar algunas reminiscencias de las sonoridades que conformaban obras en torno a esta temática de Falla, Debussy o Ravel, o del paisajismo de Albéniz, aunque no llega a haber citas textuales ni reconocibles.

La obra se compone de tres movimientos o más bien secciones, que se enlazan sin solución de continuidad. Cada una recoge distintas imágenes poéticas y estados espirituales de la colección de JRJ, como la primera, que arranca del poema XXX (Llueven estrellas de agua...).


I (Llueven estrellas de agua...)
II (por los parques... luz de estrellas, alas de ángeles)
III (estoy envuelto en la tarde, como en un sueño violeta)

No hay comentarios: